Folclore
de Uruguay
y América

Uruguay

"Tata, yo quiero ser diputado"

Letra


Tata, búsquese otro socio
que el campo me tiene hastiao
yo no nací pa' el arao
sino pa'l lujo y el ocio,
plantar papas no es negocio
ni tarea muy sencilla
uno compra la semilla,
que da miedo lo que cuesta,
y el año que no se apesta
se la come la vaquilla.

Los porotos de manteca
este año no dan pa' un guiso
porque les cayó granizo
y son pura chaucha hueca.
Los moñatos con la seca
se arrollan como en el fuego
y si a la virgen le ruego
que no se sequen del todo
llueve mucho y de ese modo
se pudren pasaos de riego.

El alfalfa en este páis
parece una maldición
la lagarta o el pulgón
le comen hasta la ráiz
y cuando uno planta máiz
y no hace más que cuidarlo
pa' más tarde saborearlo
convertido en mazamorra
aparecen las cotorras
y no le dejan ni el marlo.

Si hace daño un hormiguero
hay que echarse de barriga
y perseguir a la hormiga
hasta dar con el aujero
después darle un tarro entero
del mejor insecticida
pero con esta medida
aunque les parezca raro
matarlas sale más caro
que perdonarles la vida.

Hasta el campo está cansao
y no hay cosecha que rinda
la chacra no es cosa linda
pa' estar en ella enterrao.
Yo quiero ser diputao
en vez de un triste paisano
no cinchar como un enano
sino hacer cada vez menos
comprarme perjumes güenos
y no andar jediendo a guano.

Gastar plata a troche y moche
sin sentir la carestía
y en vez de arar todo el día
garufear toda la noche.
No andar a pie sino en coche
con distintivo en la chapa,
tomar whisky en vez de grapa
eso es todo lo que quiero,
y en vez de ser un papero
poder estar con la papa.

Prosiar dende la tribuna
una sarta de simplezas
hacer bastantes promesas
pero no cumplir ninguna.
Amasar una fortuna
pa' colocarla a interés
mentir un tiempo y después
tener un nuevo vehículo
y disfrutar del artículo
trescientos ochenta y tres.

Manejar pleitos y leyes,
hacer algún acomodo
y tener mucho de todo
pa' vivir como los reyes,
hoy mesmo vendo los bueyes,
la pastera y el arao
porque soy un avivao
que sólo piensa en la plata,
es por eso mesmo, tata,
que quiero ser diputao.

Abel Soria y Julio Gallego
Uruguay
Uruguay
Milonga

Biografía

J.Gallego
Julio Gallego (1929-2002)
Su verdadero nombre era José Ernesto Chichet Barrios y fue conocido como "El payador de la alegría".
Julio Gallego fue un escritor, músico, payador y trovero oriental, cultivador de un estilo único dentro del género folclórico. Aunado al genio creador de Abel Soria, ambos se constituyeron en los pioneros de la picardía criolla.

Sus canciones, compuestas musicalmente sobre los ritmos más genuinos del acervo oriental, como la milonga, el vals, la ranchera y la polka, apuntaban a contenidos donde el paisano del interior del país, con sus vivencias y viscisitudes, era el protagonista en todos los casos. Así, describieron y dieron a conocer a un prototipo social, recreando sus costumbres, sus trabajos y todo su entorno, con una temática picarezca enriquecida de sana ironía y de humor campesino.
Abel Soria componía para Julio Gallego, la mayoría de las canciones que éste llevaba al disco, y fue a través de esa basta discografía, como este talentoso intérprete, con un don especial para desgranar ese tipo de canciones, se constituyó por décadas en Uruguay como uno de los cantores que más discos llegó a vender.

Hijo de padre estanciero, tuvo que cambiar su nombre real para que su progenitor no se enterara de sus andanzas artísticas, ya que no estaban de acuerdo que su hijo siguiera esa carrera. Entonces con un seudónimo, comenzó a actuar en diversas radios de Montevideo, al mismo tiempo que viajaba a la capital para estudiar. Su seudónimo nació en su debut en la radio, cuando un payador llamado Conrado Gallego, lo presenta como "su hermano".

En el año 1987 Julio Gallego tuvo que dejar de actuar, ya que sufrió una hemiplegia, que lo postró hasta su muerte en el año 2002. Salvo alguna vieja radio del interior, sus temas ya no se difunden y en los medios culturales, radiales y televisivos, salvo raras excepciones, tampoco se lo menciona.
Sin embargo ocupa un lugar privilegiado y de gran afecto dentro de una generación a la que hizo reír y sonreír, con sano humor, inteligencia y picardía, junto a su compañero musical de toda la vida, Abel Soria.

Parte de este texto fue tomado de: http://intercambiouruguay.wordpress.com/

A.Soria
Abel Soria Gil. Músico, payador humorístico y escritor uruguayo. Nació el 26 de enero de 1937 en la localidad de Cerrillos, departamento de Canelones.

Hijo de chacareros, en el seno de una familia pobre, pasó su infancia y adolescencia en el medio rural, entre caballos, vacas y arados. No recibió educación formal, pero a fuerza de constancia y esfuerzo, ya adolescente, aprendió a leer y escribir y consiguió realizar estudios superiores, graduándose en Enfermería.

En 1956 se radicó en la ciudad de San José y allí empezó su carrera musical y poética, ya que ese año editó su primer libro de poemas, llamado "Primeros vuelos".

Fue miembro de la llamada "Cruzada Gaucha", integrada por varios payadoes, que a partir de 1955 y durante varios años recorrieron el Uruguay realizando una serie de espectáculos.

Muchas de sus obras musicales fueron grabadas. Algunas las grabó cantando solo, pero varias otras lo hizo en dúo con Julio Gallego, con quien conformó un conjunto que hizo las delicias de una generación.

Pero su vida no ha sido solo música. Ha escrito docenas de libros, ha realizado excelentes ensayos y profundos análisis sobre obras tan trascendentes como la Biblia o el Quijote. También dibuja y pinta, y ha hecho exposiciones de sus pinturas.

Ha realizado actuaciones y conferencias en todo el mundo: Buenos Aires, Nueva York, Miami, Los Ángeles, París, Londres, Madrid, Oriente Medio, la ópera de Sydney.

Al igual que con Julio Gallego, salvo alguna vieja radio del interior, sus temas ya no se difunden y en los medios culturales, radiales y televisivos, salvo raras excepciones, tampoco se lo menciona.
Sin embargo ocupa un lugar privilegiado y de gran afecto dentro de una generación a la que hizo reír y sonreír, con sano humor, inteligencia y picardía, junto a su compañero musical de toda la vida, Julio Gallego.

Historia de la canción


Esta canción de Abel Soria relata la visión de un paisanito, que quiere dejar las cansadoras tareas del campo y ser Diputado, para vivir una vida más "light" y con bastante más privilegios que la que llevan los gauchos.


Uruguay República Oriental del Uruguay - 2012 - Sitio de música folclórica